Chica Q'hubo de la semana

Alejandra Rey

El  | 


Hace 20 años nació en Segovia (Nordeste de Antioquia) la bella Alejandra Rey, nuestra Chica Q’Hubo de hoy, quien a sus 20 años, 1.65 metros de estatura y bajo el signo tauro se roba todas las miradas en esta edición por su belleza y naturalidad. Ella es la consentida de su madre, Zully Cortés y de sus hermanos Sara y Juan Pablo, quienes según nos confesó, han sido muy importantes y de mucho apoyo para ella a lo largo de su vida. Actualmente, cursa tercer semestre de Psicología y su próxima meta, a parte de ser una reconocida modelo, es especializarse en Psicoanálisis, pues nos aseguró: “amo a Freud (Sigmund Freud fue un médico neurólogo considerado el padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX) y me encantaría tener la capacidad de entender tantas cosas que ocultamos todos los seres humanos”.

 

¿Cómo comenzaste en el modelaje? “Desde pequeña me había gustado esto del modelaje, no obstante, hace 6 años se murió mi papá y lo dejé de lado porque él era el que me motivaba. Últimamente quise retomarlo, y aquí voy en ese camino desde hace un año”.

 

¿En qué actividades has participado como modelo? “He participado en varios reinados, también he estado en varias agencias en Cúcuta y Medellín y he trabajado en protocolo y en videos musicales”. Háblanos de tus rutinas de belleza “La verdad es que creo que la mejor rutina de belleza es el ejercicio, lo practico todos los días, más que por estética, hacer ejercicio me libera. Por ello voy cada día de la semana por una hora, allí practico circuitos cardio, peso, etc…”. ¿Y haces dieta? “La verdad, como de todo, y soy muy fiel a mis raíces y por ende me encanta la comida típica. Y lo como cuando quiero sin cohibirme (risas)”. ¿Por qué participar en Chica Q’Hubo? “Ahora que quiero retomar de nuevo el modelaje, consideré que esta sería una buena manera de hacerlo, para lograr que me conozcan y aprender más sobre el medio. Soy de las mujeres que piensan que los conocimientos se basan en las experiencias y no en los años que uno tenga, por lo tanto, creo que esto me hace crecer como persona y como modelo”. ¿Hasta dónde quiere llegar en su carrera? “Yo creo que podría juntar las dos cosas. El modelaje es una manera de sentir feminidad, y también pienso que una mujer debe tener de los dos, ser muy inteligente pero también tener algo de belleza, ser un complemento”.

 

¿A quién admiras? “Definitivamente a Ana Sofía Henao, puesto que me parece que a parte de ser una mujer espectacular es emprendedora berraca y que disfruta las pequeñas cosas de la vida, es sencilla, y me gustaría si algún día tengo la talla que ella tiene, ser como ella”.

 

¿Cuál es tu sueño más grande? “Yo tengo metas y sueños. Pienso que el más grande y el más importante es ser una mujer íntegra que le pueda aportar algo a la sociedad, que intelectualmente dé un aporte y no ser solo una modelito linda”.