Solo para hombres

¡CUIDADO! LO BARATO SALE CARO

El  | 


Cuando se va a adquirir un producto, además de la calidad, se ve su precio, comienzan las comparaciones y al final se termina llevando el de menor valor. Pero ¿sabe usted si está haciendo lo correcto? ¿Si eso que llevó va a ser de larga duración? Tenga en cuenta que los materiales pueden definir el tiempo de vigencia y resistencia del producto, así que al momento de elegir es mejor que lo haga con el conocimiento y no con el bolsillo. Lo que puede hacer es comparar precios entre almacenes y supermercados, los valores pueden variar y usted puede aprovechar el que más se le ajuste a su economía. En este sentido finanzaspersonales.com.co entregó una lista de aquellos bienes con los que es mejor no ahorrar. Vea cuáles son:

  1. Prendas de vestir: Comprar ropa barata le traerá más gastos, pues los materiales y las costuras no serán las mismas y su duración será poca. Aproveche eso sí los outlets o los puntos de fábrica, donde siempre van a tener precios por debajo de los almacenes y centros comerciales.
  2. Zapatos: Pasa igual que con la ropa. Usted debe pensar que estos le deben durar por lo menos un año (si es que los usa mucho), así que haga cuentas y decida lo mejor para su bolsillo.
  3. Muebles: Las compras de este tipo de artículos son a largo plazo, así que acudir a lugares reconocidos o que tengan reputación, podrá garantizarle calidad y duración.
  4. Tecnología y electrodomésticos: Las compras de este tipo de artículos son a largo plazo, así que acudir a lugares reconocidos o que tengan reputación, podrá garantizarle calidad y duración.
  5. Repuestos y materiales: Comprar repuestos no originales, remanofacturados o de dudosa procedencia para su vehículo o materiales para su vivienda, le puede generar costos altos a futuro. Una batería de una marca x puede tener una duración menor que la de una marca reconocida. Busque almacenes que le garanticen calidad y que respondan si no le funciona como es debido.