Solo para hombres

Los pecados que afectan notablemente su bolsillo

El  | 


Empty-Pockets

Es bien sabido que hay ciertas cosas a las que cuesta resistirse. Por ejemplo, comprar aquella cosa que tanto se desea, hacer un viaje que ha anhelado por mucho tiempo, o darse un gusto en aquel restaurante al que ha querido ir desde hace algún tiempo. Pero a veces no se puede, el bolsillo no alcanza o simplemente no se tiene el dinero para lograrlo. Sin embargo, aunque se tenga conciencia de ello, muchos caen en la tentación y llega el pecado que afecta la estabilidad financiera.  Aquí le contamos cómo hacerles frente a esas tentaciones que ofrece la vida.

Lujuria: No compre todo lo que se le cruce en el camino, controle sus instintos y, antes de adquirir algo, pregúntese si lo necesita.

Pereza: Piense antes de comprar cosas en la calle que puede tener en casa. Esto se da mucho a la hora de comer, en este caso puede cenar en casa y así contrinuirá a eliminar sus gastos necesarios.

Gula: Entre más tiene más quiere, así que este pecado lo invita a reflexionar sobre su presupuesto. Es necesario que identifique sus gastos y se limite a lo que verdaderamente necesita.

Envidia: No desee lo que los otros tienen y en este caso lo que los otros compran. Controle ese deseo y prescinda de ñp que no necesita.

Avaricia: Pensar en sacar un beneficio monetario siempre que realiza algo es un grave error. El dinero no lo es todo y no le dará la felicidad deseada.

Soberbia: Nunca se niegue a aprender de los errores que ha cometido, todas las caídas dejan su enseñanza y en el manejo del dinero aún más.