Ganadora Qhubo "2015"

Karen Patiño Muñoz

El  | 


Karen Patiño Muñoz, de 25 años, es una mujer perseverante. En el año 2013 hizo parte de Chica Q’HUBO y, aunque soñaba con ganar y tenía todo el perfil para llegar hasta las últimas instancias, se vio en la necesidad de retirarse porque quedó en embarazo de Antonella que ya tiene 11 meses de vida. Cuando se presentó la primera vez tenía poca experiencia en el modelaje, fue este concurso el que la animó a dedicarse de lleno a ese oficio. Hoy, dos años después, ha tenido la oportunidad de brillar por su belleza física.

Es muy juiciosa con el ejercicio, aún asiste al gimnasio Animal X y es muy juiciosa con la comida. Ella quiere estar muy saludable para que su hija más adelante le siga sus pasos. Karen se graduó el año pasado de la universidad, es administradora de empresas de la Universidad de Medellín, pero actualmente se dedica al cuidado de su pequeña, pues le quita la mayoría del tiempo atenderla como se debe y quiere pasar los años más importantes con la luz de sus ojos, a su lado.

Una vida de sacrificios

Karen es una mujer deportista, le gusta salir a trotar, a la ciclovía y saltar lazo, de hecho en el gimnasio este es su momento favorito, siempre salta 45 minutos, sin falta. No come grasas ni dulces, de resto dice que puede comer lo que quiera, en cantidades moderadas para poder mantener ese cuerpazo que no tiene rastros de haber tenido una hija. «El 70 % de tener un cuerpo armonioso es la alimentación, el ejercicio también influye pero lo más importante es saberse alimentar. A veces es difícil, pero si uno quiere un buen cuerpo y recuperar la figura rápido, debe hacer este tipo de sacrificios», comenta.

Su paso en el modelaje

Comenzó haciendo fotografías para un catálogo cuando estaba más pequeña, luego fue modelo de una marca de jeans y ahí se fue haciendo conocer. Ha tenido la oportunidad de estar en ferias como Colombiamoda, Moda para el Mundo, ha hecho fotografía y es la rama del modelaje que más le gusta. Quiso volver a presentarse a Chica Q’HUBO porque lo considera una gran plataforma para hacerse notar y además cree que el concurso mejoró su imagen y puede ayudarle con la proyección en este oficio.