2013

Sandra Arias Molina

El  | 


Y… Tiene con qué ganar Sandra Arias Molina, de 22 años, es nuestra Chica Q’HUBO de esta semana. Vive en Envigado. Es modelo hace siete años.

Sandra Arias Molina tiene 22 años, siempre ha encontrado gusto por el modelaje, la actuación y la presentación. Desde hace siete años, gracias a su belleza, supo que podía tener buenas oportunidades para compartir pasarelas al lado de las mujeres más hermosas.

Ella sabe que no es un proceso fácil, por eso se dedica de lleno a lo que le gusta, se cuida mucho con la comida y asegura que es muy juiciosa con el ejercicio.

Pero el modelaje no es su único hobbie, es amante al arte, le gusta dibujar y hacer manualidades. Es técnica en marroquinería del Sena y en su tiempo libre aprovecha para hacer algunas creaciones y luego venderlas a sus amigos o a su gente más cercana.

Sandra ha sido modelo de protocolo, nos contó que ha realizado varias campañas publicitarias y asegura que sueña con poder llegar a los grandes eventos de moda donde se reúnen las mujeres más codiciadas del país.

Grandes sueños

Colombiamoda es su meta más cercana, dice que es una buena plataforma para darse a conocer y así poder triunfar entre las más bellas.

Ahora solo está dedicada al modelaje, cuenta que le gustaría estudiar inglés y pintura, otro de sus pasatiempos favoritos y no quedarse solo con lo que pueda hacer gracias a su belleza física.

«Yo soy una mujer muy espiritual, me gusta mantenerme bien en todos los aspectos de mi vida y ese es para mí uno de los más importantes», comenta.

Su paso por Chica Q’HUBO

Se presentó al concurso para demostrarse que sí podía escalar en el modelaje sin necesidad de ninguna ayuda, un amigo suyo fue quien le habló sobre el evento de nuestro periódico y gracias a su familia, que la apoyó tomó la decisión de hacerlo.

En este momento Sandra es la Chica Host 2012 – 2013 y dice que quiere sumar a su vida el título de ser la Chica Q’HUBO.

«Estar en este concurso es poder ganar reconocimiento y lograr escalar en el modelaje», aseguró.