2013

Luisa Fernanda Pardo Correa

El  | 


De deportista a hermosa modelo

Luisa Fernanda Pardo Correa, es una combinación entre el modelaje y su afición al bicicrós, el que la llevó a varios torneos.

El bicicrós fue, por 13 años, la pasión para la urabaense Luisa Fernanda Pardo Correa, quien hoy debuta en nuestras páginas de Chica Q’HUBO.

Para ella primero fueron las pistas, las llantas de su bicicleta y la emoción de correr para hacer el mejor tiempo.

Ahora, la pista la cambió por las pasarelas.

«Soy deportista pero me encarreté con el modelaje el que quiero como una carrera profesional», comentó esta mujer de 21 años.

A pesar de iniciar sus pinitos en las pasarelas, manifestó que su vieja afición la quiere retomar como deporte pues comenta que le hace falta.

En esta disciplina deportiva, corrió campeonatos en Brasil, Chile e hizo parte de la selección Colombia al lado de la campeona mundial, Mariana Pajón.

Pero ese cambio de los uniformes y guantes para montar su caballito de acero, llegó cuando una amiga la invitó a un evento como modelo de protocolo, allí las puertas de este mundo se le abrieron y fue la imagen de varias campañas de ropa deportiva y trajes de baño.

Para tener una armoniosa figura, además del bicicrós, ahora se dedica en cuerpo y alma al gimnasio, lo que es una ventaja para ella, pues no está obligada a realizar ningún tipo de dietas y como dice «puede comer de todo», siguiendo una rutina de duro trabajo y disciplina.

Grandes metas

Entre sus proyectos, se ve en unos años en las pasarelas de Colombiamoda y grandes eventos que tienen que ver en lo relacionado con el glamour y la moda, trabajando al lado de importantes diseñadores y luciendo sus prendas, sin olvidar su carrera profesional, comunicación social en la Fundación Universitaria Luis Amigó, en la que actualmente cursa quinto semestre.

«El modelaje es una forma de vida que quiero profesionalmente, y Chica Q’HUBO es una manera de entrar a este mundo», opinó.

Actualmente reside en Belén Fátima y en Medellín vive desde los 14 años. «Ser Chica Q’HUBO es una gran oportunidad para darse a conocer en este mundo», puntualizó.