2013

Natalia Infante Díaz

El  | 


Ella es toda una dulzura Natalia Infante combina sus estudios de comunicación social con sus sueños de ser una modelo reconocida.

Natalia Infante Díaz es la típica mujer paisa que le gusta estar en todo y que persigue sus metas con la firme intención de salir adelante.

Así se definió cuando estuvo en la producción del afiche de Chica Q’HUBO.

Tiene 19 años y actualmente cursa segundo semestre de comunicación social en la universidad Luis Amigó.

Dice que le encantan los medios y que uno de sus sueños es hacer parte de ellos cuando obtenga su grado y sea toda una profesional.

Estar en el concurso, además de ser una prueba para seguir con su carrera de modelaje y «coger cancha», como ella lo llama; lo ha considerado como una plataforma para salir adelante.

«Antes estuve trabajando algo de modelaje, pero para participar en este certamen me di cuenta por unas amigas que ya habían estado en el concurso», comentó.

Tiene 19 años y lo que más le admiran a esta hermosa mujer es su cuerpo muy bien trabajado y tonificado.

Ella dice que se cuida yendo al gimnasio tres veces por semana, una alimentación balanceada y tomando bastante agua.

Además del estudio, Natalia nos confesó que es amante de planes sencillos como salir a caminar, ir al cine con sus amigas y ‘loliar’. «¿Salir? Pues la verdad muy poco o de vez en cuando», comentó.

«Algo que me encanta es la pasarela y la fotografía y una de las modelos que más me inspira es Bárbara Palvin por su hermosura y manejo de la pasarela, algún día me gustaría ser como ella.

Otro de mis sueños es estar en Colombiamoda, porque sería una manera de darme a conocer, además sería una gran plataforma», comentó.

En cuanto a Chica Q’HUBO su gran sueño es quedar entre las finalistas y ganar el premio.

«Mi familia y mis amigas han sido un gran apoyo para tomar la decisión de inscribirme y presentarme.

El día que nos tomaron la fotografías fue una experiencia muy bonita y las personas que estuvieron ese día nos asesoraron para que las tomas salieran perfectas», recordó.