2018

Johana García

El  | 


Johana García es la mujer que todos desean: tierna, amorosa, sensual, trabajadora, bella, amable, femenina… Al verla, la autenticidad es su mejor aliada, pues todo en su cuerpo es natural y su voz es suave y delicada. Se intuye que la gente piensa de todo de esa figura femenina que deslumbra con tremendo cuerpo. Pero lo que quizás nadie pensaría es que Joa, como la conocen sus familiares y amigos, nació siendo hombre. “Soy una mujer transgénero (persona que conserva su órgano reproductor, pero que por medio de un proceso de hormonas cambia su apariencia física), que tiene la intención de abrir puertas para la población LGTBI. Nací con un órgano genital masculino, pero eso no me hace menos femenina porque la feminidad va desde la construcción de lo humano, de cómo uno se comporte y refleje ante las personas”. A esta belleza de 22 años no le molesta que se toque el tema de su género, todo lo contrario, quiere que por medio de su logro en Q’HUBO las mujeres que son como ella se llenen de valor y luchen por sus sueños. “Quiero ganar Chica Q’HUBO para que mi comunidad tenga inclusión. Además, para que esto, más allá de generar polémica, abra la puerta para nuevas generaciones de mujeres transgénero que desean cumplir este sueño”. Para lograrlo, Joa la tiene clara y busca terminar con educación la imagen negativa de su comunidad. “Quiero acabar con los prototipos que la gente nos pone porque la sociedad piensa que nosotras somos prostitución, drogas y muchas cosas más. Pero no, el ejemplo que quiero dar es educar a las personas para que vean una faceta diferente de las mujeres trans”. Esta es la vida de Johana, una hermosa mujer que con berraquera se ilusiona con ser actriz y dejar en alto el nombre de su comunidad. ¡Conózcala!

 

 

¿En qué momento se sintió como Johana García?

“Eso fue de nacimiento. Desde mi infancia siempre sentí atracción por los hombres y me he sentido extraña con los demás chicos porque me gustaban las muñecas, el vestirme de mujer, el cabello largo, las uñas largas, el maquillaje, entonces no me explicaba el por qué. Hasta que comprendí que nací en una sociedad equivocada, no en un cuerpo equivocado, donde no comprenden este tipo de comportamientos en chicos tan jóvenes, porque desde los 3 años mostraba que iba a ser una chica”.

¿Qué le dijo la familia?

“Gracias a Dios no tuve problema. No tuve papá, pero tengo una mamá que luchó por mí y mis 4 hermanas. Ella es maravillosa, valiente, trabajadora, me ha dado muchos valores y nunca me ha rechazado por el hecho de ser una mujer trans. Mi mamá, desde que yo estaba pequeña, lo notó, pero no supo cómo acceder a un médico o a alguien que tratara mi condición. Cuando le dije que me empezaría a vestir de mujer, lo único que me dijo es que me cuidara y que diera ejemplo”.

¿A qué se dedica?

“Soy líder y activista en la ciudad. En mi barrio, Santo Domingo, pertenezco a la mesa diversa que brinda educación a la población vulnerable. Además, me desenvuelvo en múltiples proyectos sociales, sobre todo en la prevención de enfermedades de transmisión sexual. También quiero enseñarle a mi comunidad que se eduque y no se automedique con las hormonas, no, nosotras debemos ir a un médico endocrinólogo”.

¿Qué hace con las críticas?

“He soportado insultos de todo tipo y es triste porque por eso muchas personas se reprimen y se esconden. Tuve la valentía de siempre enfrentar las críticas y creo que esa ha sido mi clave para ser Johana García”.

¿Ha sido discriminada? “Uno mismo se pone los obstáculos. Sí tengo que reconocer que esta sociedad castiga mucho los estereotipos, pero los he podido desafiar y he trabajado en cadenas de supermercados, porque entré resaltando los valores de las mujeres transgénero. Sí tengo que decir que todo el tiempo he sido discriminada, pero ser educado mata todo”.

¿Cómo le va con los chicos?

“Es algo complejo porque los chicos de por sí nos ven como un objeto sexual, y no, somos más que sexo. Me sueño con un hombre maravilloso que respete mi historia de vida, me valore y ayude a ser cada día mejor. Cuando veo que una relación está cogiendo vuelo le cuento a la persona, no todos lo entienden de la misma manera”.