Solo para hombres

5 beneficios de bañarse con agua fría

El  | 


Hay que reconocer que bañarse con agua tibia o caliente es bastante placentero, especialmente después de un día largo. Pero es importante conocer las grandes ventajas de ducharse con agua fría. Atrévete a comprobarlo y hazlo de manera gradual, para que veas que poco a poco tu cuerpo se irá acostumbrando, así bañarte con agua fría deja de ser un martirio y se convierte en una experiencia para disfrutar, sobre todo si eres consciente de estos importantes beneficios. Cuando nos damos un baño con agua fría experimentamos al salir de la ducha rejuvenecimiento, frescura y una mayor energía. Atrévete a sentir cómo de repente se elimina la fatiga.

Más energía Cuando nos damos un baño con agua fría experimentamos al salir de la ducha rejuvenecimiento, frescura y una mayor energía. Atrévete a sentir cómo de repente se elimina la fatiga.

Buena circulación

Cuando el cuerpo interactúa con el agua fría de inmediato empieza a llevar más sangre a los distintos órganos y tejidos internos, con lo cual cada uno se beneficia del flujo sanguíneo.

Piel más bella

¡Ojo al dato! El agua caliente lava o remueve la grasa que se encuentra de manera natural en la superficie de la piel. De esta manera, la ducha caliente tiende a resecarla, lo cual se evidencia en el aspecto falto de brillo e incluso escamoso. Darse un baño con agua fría mantiene la piel fresca y con su brillo natural.

Menos enfermedades

Al ducharnos con agua fría nuestro cuerpo reacciona estimulando su metabolismo y, por ende, el sistema inmunológico. De esta manera es más fácil combatir infecciones causadas por virus.

Más vitalidad

Es sabido que las altas temperaturas afectan la cantidad de esperma, así como su calidad. Por eso los hombres deben exponerse a baños o duchas muy calientes, pues disminuyen la producción de semen.