Chicas Q´Hubo 2018

Angie Ocampo Gómez

El  | 


_mgl3627_baja_edited_mgl3491_baja _mgl3503_baja _mgl3567_baja _mgl3580_baja

 

 

 

El modelaje para la bella Angie Ocampo Gómez, de 22 años, no es un ‘hobby’: “Desde chiquita soñaba con ser modelo, siempre que podía participaba de pasarelas y adoraba que me tomaran fotografías. Hace un año y medio me metí de lleno con este sueño porque tengo la seguridad de que si uno se prepara bien puede vivir del modelaje, sin duda es mi opción de vida”. Eso nos dice con gran emoción nuestra tercera Chica Q’HUBO del mes de julio sobre lo que quiere para su vida. Para cumplir su sueño, Angie lo tiene todo: abdomen plano, cabello liso, actitud, rostro angelical y unas piernas y cola que dejan sin aliento a cualquiera o por lo menos eso es lo que pudimos ver mientras hablábamos con ella, que derrocha ternura y sensualidad. En su trayectoria la rionegrera ha tenido que superar varios complejos, entre ellos la timidez: “Siempre he sido tímida y me ha costado mucho hablar, pero el día de las convocatorias de Chicas Q’HUBO me armé de valor y fuerza para que me escogieran y hasta ahora ese ha sido el logro más grande. Otra cosa que he superado es las criticas por la baja estatura, mido 1,60, pero eso no va a frenarme”.

¿Por qué le gusta modelar?

“El modelaje me gusta porque me ha ayudado a no limitarme y a buscar la fuerza interior para luchar y salir adelante. Como mujer he dejado de pensar que ese estereotipo que nos pintaron de 90, 60, 90 es lo ideal. Con esta carrera he crecido como persona porque me ha ayudado a superarme”.

¿Hace cuánto empezó en el modelaje?

“Estoy hace un año y medio, pero desde los 15 años he participado en pasarelas y me gustaba mucho, pero lo dejé porque no sabía cómo hacerlo. Pero ahora que estoy grande es lo que quiero de lleno para mi vida”.

¿Qué quiere lograr con el modelaje?

“Quiero demostrar que esta carrera no es para un solo estereotipo, sino para todo el mundo. Que el mundo sepa que el modelaje es para personas que tienen actitud, que se quieren, se valoran, que saben adónde quieren llegar y tienen fuerza interior y se aceptan. Como dicen por ahí, para los gustos los colores, para todos hay, simplemente es cuestión de actitud y de creer en sí mismo”.

¿Cómo se define?

“Como una persona paciente, tierna y cariñosa. Siempre pienso adónde quiero llegar y lo hago con tranquilidad y sin afanes. Me gusta rodearme de personas con valores. Además, soy muy soñadora, quiero ser una gran modelo, como un ángel de Victoria’s Secret; aunque a veces veo limitaciones en el camino porque es un trayecto difícil, pero sé que tengo la fuerza suficiente para superarlo”.

¿Qué hace en su tiempo libre?

“Adoro ir al gimnasio todos los días y estar pendiente de cuidar mi cuerpo. También me gusta diseñar ropa, eso es lo que quiero hacer más adelante y sacar una marca propia”.

¿Qué le gusta de vivir en Rionegro?

“Me gusta que Rionegro es como una Medellín chiquita, hay de todo y todo se encuentra cerquita. No es un pueblo en el que todos se conocen, porque es muy grande y aquí nadie es pendiente de tu vida, eso me gusta. Por otro lado, adoro despertar entre montañas y respirar pureza”. ¿Prefiere el campo o la ciudad? “En realidad prefiero la ciudad. El campo es delicioso para descansar unos días, desestresarte, pero para vivir sí prefiero la ciudad porque hay más oportunidades”.

¿Cuáles son sus sueños?

“Tengo tantos en la vida… Quiero viajar, conocer gente y cultura. Además quiero ser una gran modelo, me gusta mucho la pasarela, la fotografía, los videos, mejor dicho, todo lo del modelaje me gusta, esa es mi opción de vida. También quiero sacar una marca de ropa”. ¿Por qué debe ser Chica Q’HUBO? “Debo ser Chica Q’HUBO porque me lo merezco y trabajé muy duro en mi imagen para ser seleccionada. Además, hice un trabajo mental increíble porque son muchas niñas y todas son hermosas y que me hayan escogido a mí es un honor”.

¿Por qué decidió participar en Chicas Q’HUBO?

“Porque siempre lo he querido hacer, pero no tenía la determinación por mi timidez. Hasta que me armé de valor y salí a luchar por mis sueños. Ser chica Q’HUBO es el gran reto de mi vida”.