Chica Q'hubo de la semana

Sara Cardona Monsalve

El  | 


En una banca de madera rodeada de árboles se encuentra Sara. De fondo se escucha el sonido de los pájaros que le ayuda a leer. Ella se ve tranquila y emocionada por la entrevista para el afiche en el que sería la protagonista de Chicas Q’HUBO. Llegó hasta su lugar favorito, una zona verde de la Universidad Nacional, en el cual la segunda participante del concurso en este 2018 se siente tranquila, en paz y feliz.

Gracias por venir”, nos dice Sara Cardona Monsalve con una gran sonrisa. “Aquí en la universidad me siento plena. La naturaleza es mi lugar favorito.

Con 23 años, ella está a punto de graduarse de ingeniería forestal y al mismo tiempo se mueve en el mundo del modelaje.

Dos de mis pasiones, así define estas 2 actividades que combina en su vida. A la primera llegó por vocación de ayudar al mundo y a la segunda, por un difícil obstáculo que le puso la vida: un cáncer.

 

¿Cómo llegó el modelaje a tu vida?

Me convertí en modelo sin cabello, cejas y pestañas, mejor dicho, el modelaje llegó cuando descubrí que tenía cáncer. Sé que suena extraño, pero así paso: fui a Fundayama (fundación para personas con cáncer) y allí conocí a Hugo Figueroa, quien tiene una agencia de modelaje y realizaba en esos momentos un ‘reality’ llamado ‘El estilista del año’. Allí transformaban la imagen física de las mujeres con cáncer; en el programa me hicieron una peluca, maquillaron y dejaron como una modelo. Desde ahí he sido modelo.

¿Cómo logras tranquilidad después  de tu experiencia?

Esta tranquilidad que ves aquí no siempre estuvo en mi vida. Cuando cumplí los 16 años fui al médico por un cólico y me descubren cáncer en la parte de arriba del cuello uterino. Inmediatamente me inician quimioterapias e inicio todo el proceso de curación. No fue fácil; de hecho acordarme, me genera la sensación de dolor, pero Dios me ayudó a transformar mi días y hoy no cambio mi tranquilidad.

¿Qué pretendes lograr con el modelaje?

Sé que siendo reconocida se logran muchas cosas, así que mi principal motivo para ser modelo es obtener reconocimiento y así influenciar desde mi carrera a las demás personas para ayudar a los problemas del medio ambiente.

¿Qué le dijo su familia por qué se inscribió a chica Q’HUBO?

Casi se van para atrás (risas). Vengo de una familia conservadora  y muy católica, entonces decirle a mis papás no fue tan fácil, pero finalmente ellos siempre me apoyan.

 

¿Cómo harás para combinar tu carrera con el modelaje?

Sé que son totalmente diferente mis pasiones, pero he sido una mujer disciplinada y creo que con esa habilidad puedo lograr todo lo que uno quiere y se proponga en la vida.

¿Cómo te ves a futuro?

Quiero graduarme y ejercer mi carrera. Además me sueño desfilando y contagiando a la gente de buenos hábitos, quiero que el modelaje y mi carrera se fusionen para impactar positivamente el mundo. Como otra meta personal quiero crear una fundación animal, ya que amo las mascotas.

¿Por qué quieres ser Chica Q’HUBO?

Quiero ser Chica Q’HUBO por la experiencia, me parece que uno aprende muchas cosas y, sin duda, es un paso gigante para entrar al medio profesional.

¿Qué le dirías a las mujeres inseguras?

Las mujeres por lo general nos sentimos inseguras de algún aspecto físico. Con mi experiencia de vida puedo decir que eso es solo una parte del ser humano. Estuve sin pelo, sin pestañas, sin cejas y con mi piel quemada de las quimioterapias y eso no me venció. ¡No se den por vencidas!

 

 

7 5 4 3 2 1

Dirección: Mercadeo Q’HUBO.

Fotografía: Andrelo Arredondo.

Asistente de fotografía: Alejandro Zuluaga.

Maquillaje y Peinado: Sebastian Serna.

Periodista: Yuliana Zuleta V.

Agencia de modelos: Stock Models.

Yuliana Zuleta Villegas