2014

Natali Ortiz

El  | 


Fue una de las tres modelos escogidas para llevar el título de Chica Q’HUBO. Natali Ortiz, residente en Envigado, demostró durante todo el año que merecía llevarse este título. Una soñadora, disciplinada y con todo el porte para representar nuestra marca de la mejor manera. La nueva Chica Q’HUBO 2014 – 2015 habló sobre sus expectativas como modelo, acerca de sus sueños e intereses en la actuación.

 

 

¿Cómo llegó a este proceso de Chica Q’HUBO? “Por medio de la agencia Controversia, que fue la que me guio durante todo este proceso. La verdad nunca me imaginé ser una Chica Q’HUBO, pero hoy me encuentro muy contenta y con las pilas puestas para entregar lo mejor de mi talento”.

¿Qué expectativas tiene con este título? “Yo apenas llevo un año en el modelaje y quiero que con esta nueva experiencia se me abran muchas puertas en el futuro. Yo soy de las que vivo el día a día y me dejo llevar por lo que está sucediendo. Con gran disciplina y trabajo espero dejar un gran nombre”.

¿Cuáles son sus otros intereses? “Quiero retomar mis actividades en la actuación, es una gran pasión que desde niña me ha cautivado y espero volver a ese arte”. Dice que quiere retomar…

¿en qué producciones ha participado? “Yo viví dos años en Bogotá, dedicada especialmente al mundo de la actuación. He participado en series como ‘El Joe, la leyenda’, ‘Pobres rico’, ‘Tu voz estéreo’ y ‘Mujeres al límite”.

¿Regresaría a Bogotá si tuviera propuestas? “A Bogotá y otros lugares más lejitos (risas)”.

¿Cómo así? ¿Se va a ir del país? “No, no, todavía no hay planes de eso, pero miraremos qué pasa en un futuro”.

¿Dejaría el modelaje a un lado por la actuación? “Sería como un complemento. Las dos actividades siempre me han llamado mucho la atención”. Es una mujer muy disciplinada con el ejercicio.

¿Cómo es su rutina? “Voy todos los días al gimnasio. Soy una persona que me cuido mucho, tanto en ejercicio como en alimentación. No me puede faltar el cardio en mi rutina”. Usted también es mamá.

¿Cómo ha desempeñado ese rol? “Sí, soy madre de Martín (9 años), quien ha sido mi inspiración desde que nació. Por él vivo, por él lucho, por él cumplo mis sueños”.

¿Qué dice Martín de su trabajo como modelo? “Él siempre ha sido un gran apoyo para mí. Cada vez que me ve en alguna publicación me dice: “Ay, mami, usted como es de linda” (risas). Él entiende y le gusta que su mamá sea modelo”.

¿Cuál es esa cualidad que la diferencia de las demás modelos? “Mi naturalidad. Nunca finjo ser otra cosa. Creo que ahí está la clave para uno triunfar en el mundo del modelaje. Las cirugías son chéveres, pero es mejor que no se noten. Las mujeres naturales y con un maquillaje suave se ven espectaculares”.